9/24/2013

Discurso de José Mujica en la Asamblea de la ONU 2013

Amigos todos, soy del sur, vengo del sur... (a Uruguay) durante casi cincuenta años, el mundo nos vio como una especie de Suiza en realidad, en lo económico, fuimos los bastardos del imperio británico...

Mi historia personal, la de un muchacho, porque alguna vez fui muchacho, que como otros, quiso cambiar su época y su mundo, un sueño, el de una sociedad libertaria y sin clases, mis errores obviamente los asumo...

No vivo para cobrar cuentas o reverberar recuerdos, me angustia y de qué manera el porvenir que no veré y por el que me comprometo, es posible un mundo con una humanidad mejor, pero tal vez hoy la primera tarea sea salvar la vida, pero soy del sur y vengo del sur a esta asamblea y cargo inequívocamente con los millones de compatriotas pobres en las ciudades, en los páramos, en las selvas, en las pampas, en los socavones de la América Latina, patria común que se está haciendo cargo con las culturas originales aplastadas, con los restos del colonialismo en Las Malvinas, con bloqueos inútiles a ese caimán bajo el sol del caribe que se llama Cuba, cargo con las consecuencias de la vigilancia electrónica que no hace otra cosa que sembrar desconfianza que nos envenena inútilmente, cargo con una gigantesca deuda social y con las necesidades de defender la Amazonia, los mares, nuestros ríos de nuestra América, cargo con el deber de luchar por patria para todos, y para que Colombia pueda encontrar el camino de la paz, y cargo con el deber de luchar por la tolerancia... es el fundamente de poder convivir en paz y entendiendo que en el mundo somos diferentes


La otra cara de la Alianza del Pacífico, un débil bloque neoliberal

Por Alfredo Serrano Mancilla * Doctor en Economía

Después del intento fallido del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) como mecanismo para replicar la doctrina Monroe y/o la Alianza para el Progreso en el siglo XXI, Estados Unidos sigue empecinado en dominar a su patio trasero. 

El capital transnacional opera como siempre: expansionismo desesperado en momentos de tambaleo de la tasa de ganancia en el centro de la economía del mundo. En todo esto, América latina fue sin duda uno de los lugares más deseados para estos hombres de negocios. Pero no toda la región aceptó esta política basada en la acumulación por desposesión que permite un capitalismo a favor de la concentración de riqueza.

La Alianza Pacífico es una muestra más de este contraataque neoliberal. Esta coalición de México, Colombia, Perú y Chile, con el inminente arribo de Costa Rica, se constituye en una suerte de new age del neoliberalismo. 

A partir de una iniciativa del presidente peruano Alan García allá por el año 2011, y con Colombia en la punta, con un Santos representante del nuevo formato de presidente conservador, pero moderno, aparentemente conciliador, y más “amigo” de sus enemigos geopolíticos regionales, se fue conformando esta Alianza Pacífico que procura ser el bloque regional antiprogresista.


9/01/2013

La televisión peruana, embasurante y basuralizante por excelencia

Mordaz disertación de Marco Aurelio Denegri:

El hombre es el animal que defiende esforzadamente la basura y entre todos los animales que gustan de ella, es el campeón;  el hombre es el que consume y difunde con mas ahínco y entusiasmo la basura.

Unamuno decía que el hombre es un animal ‘guarda muertos’ pero así mismo guarda también basura, es el animal embasurante y basuralizante por excelencia, es un ser basuralicio, y la basura lo atrae irresistiblemente y se complace en ella con delectación y hasta con frenesí y esto lo demuestran cumplidamente no digo algunos programas de la televisión comercial sino abundantes programas televisivos y aquí un punto importante que conviene notar: la basura es adictiva.

La basura que se produce y esparce diariamente en la televisión es peligrosísima, ya que origina una adicción violenta y tenaz, los televidentes se acostumbran a la cochinada químicamente pura, y a la vulgaridad más atroz, entonces embarrarse es para los televidentes una fiesta y enlodarse es una diversión y enmierdarse es una vocación y un destino.

En su libro ‘A Trancas y Barrancas’, Alfredo Bryce Echenique, manifiesta lo siguiente: “confusión hay por todas partes y cada día mas, y el hombre parece acercarse a la imagen definitiva de un ser profundamente imbécil que mira cada día mas horas de telebasura y soporta el idiotizador impacto de la angustiosa publicidad sin capacidad de respuesta alguna”

Se ha discutido muchas veces y se sigue discutiendo acerca de la conveniencia o de la inconveniencia de permitir cierta clase de programas y tal vez de ejercer algún tipo de control para que no se hable de censura, algún modo de detener este alud de basura.

Y creo que, se pasa por alto un hecho fundamental, porque no se trata simple y llanamente que se esparza a los cuatro vientos pues una tonelada o cientos de toneladas de basura diariamente por televisión, no se trata de eso, seria cuestión de prohibir, queda prohibido embrutecer a la gente y esparcir basura, no es eso...

Ahora el asunto es peor porque ya rige la cacosmia, entonces no se trata de que, si yo voy a producir basura o no voy a producir basura, es que ya no puedo dejar de producirla, porque el día que deje de producir basura entonces ocurrirá lo que ocurrió en el pueblo, en la España quinientista que protestó vivamente cuando se limpiaron las calles, porque se había acostumbrado a la pestilencia

Aquí la teleaudiencia se ha acostumbrado a la pestilencia, es una teleaudiencia cacósmica, es una teleaudiencia que está enferma de cacosmia, es una teleaudiencia sumamente alterada porque padece de una adicción violenta y tenaz, férrea.

Entonces, habría que comenzar pues viendo el estado de gravedad, que para mí, es un estado gravísimo, de este paciente que llamaremos la teleaudiencia nacional; es decir, comercial definitivamente.

Ahora los canales no es que quieran, debes en cuando, producir alguna cosa excrementicia es que ya no pueden dejar de hacerlo, es que el día que lo hagan, la gente va protestar vivamente así como protestaba el pueblo en la España quinientista porque se limpiaban las calles, se han acostumbrado al olor y a la pestilencia.

Si usted limpia la televisión, quita la basura entonces la gente no va a ver televisión porque lo que la gente quiere es consumir más basura, este es el resultado inevitable del prevalecimiento de esta perversión del sentido del olfato que es la cacosmia, y que por supuesto en un sentido figurado nosotros ampliamos para designar también a la perversión del público televidente, según la cual, solamente puede complacerse y gustar de la basura televisiva y cuando se le pone algo que ya no sea basura entonces sencillamente cambia de canal o apaga el televisor, así de simple.

Así los términos del asunto hay que ponerlos en su verdadero encuadre, no se trata de que la basura este mal, bien o regular, no; es que ya no puede dejar de ser, aquí, porque repito desde hace ya, el asunto comenzó hace unos quince años, y a esta parte, ahora…

Estamos en plena cacosmia, esa teleaudiencia de la televisión comercial es una teleaudiencia cacósmica, y entonces todo lo que se haga será en función de la cacosmia, no puede hacerse nada distinto...

... el esparcimiento basuralicio de la televisión nacional, quería yo que cobren conciencia de este hecho de la cacosmia, porque yo en este país, me he distinguido por hablado por primera vez, de algunas cosas, o por haber puesto sobre el tapete o haber sometido a la consideración de la gente algunas cosas esenciales, esta cosa que se llama la cacosmia es para mí esencial y no creo que se pueda hacer un acercamiento en serio al fenómeno de la televisión y a su desquiciamiento, y a toda esta consecuencia cacósmica si no se entiende bien, esta adicción violenta y tenaz, indetenible, intensa, de la teleaudiencia con respecto a la basura.

Quiero ser libre (P-LIB)

Vídeo promocional del Partido de la Libertad Individual (P-LIB).

El P-LIB es un partido libertario (filosofía liberal clásica) constituido en España en 2009. 

El P-LIB defiende la soberanía del individuo y su libertad en todos los aspectos de la vida. Cree en una sociedad compuesta por hombres y mujeres conscientes de su propia libertad, y capaces de administrarla autónoma y responsablemente. Propone reducir y en lo posible eliminar las ataduras que constriñen la libertad individual, y principalmente el estatismo en todas su formas. Aboga por una drástica reducción de las competencias de las administraciones públicas y su traslado a la sociedad civil, y por una devolución al ciudadano del poder para tomar sus propias decisiones con la mínima (o idealmente ninguna) injerencia del Estado.